NOS QUEDA MUY POCO TIEMPO. Verdades dolorosas .Ernesto García Mac Gregor

Es evidente que la dictadura no va a entregar el gobierno, ni las gobernaciones,

ni las alcaldías ni los demás poderes porque sería su fin y para muchos su

enjuiciamiento, y mientras la oposición no haga nada drástico al respecto, nada va a

cambiar. También está claro, que el régimen sufre su peor momento de popularidad y

no aguantaría los tres años que le faltan. Sin embargo, van a continuar con su plan

comunista de empobrecer al país hasta que todos se acostumbren a depender del

papá Estado y a los que no les guste que se vayan.

¿Cómo hará la oligarquía madurista para sobrevivir si ya no hay dólares para

regalar? La respuesta es mentir, falsear, engañar con propaganda lava cerebro para

intentar una seudo recuperación económica y mantenerse hasta que lleguemos al

estado de estoicismo de Cuba, donde “todos son pobres pero felices”. Ya nos hemos

habituado a los CLAP, a la falta de luz, Internet, agua, dólares viajeros, comida,

medicinas y a tantas otras cosas. Ya más de 2 millones se han ido.

Maduro va a continuar con el pataleo de la guerra económica y demás tonterías

de siempre, pero con nuevos ingredientes que den la sensación de restablecimiento.

Anuncian por ejemplo, rescatar las tierras cultivables y la ganadería que ellos mismos

destruyeron, así como las industrias que se robaron y quebraron. Ni hablar de los

motores de la economía, que salieron con defecto de fábrica. Son vapores de la

fantasía pero siempre existe la idiocia colectiva que se cree todo lo que dicen.

El problema es que mientras tanto, sigue la ruina sistemática del país. Esta

semana PDVSA perdió el arrendamiento de la refinería de Curazao, la

reactivación de la de Aruba, la empresa fue declarada en bancarrota y los bonos

cayeron por el suelo. España redujo la compra de crudo a Venezuela en 63,1% y

aumentó la de Irán. El gobierno reconoció ante la OPEP el desplome de la producción

venezolana. No sólo se produce menos sino que además se vende meno.

Aparecieron 148.670 nuevos casos de paludismo en 14 estados y los inventarios

de fármacos antimaláricos se agotaron hace dos semanas. Existe 70% de déficit de

alimento de los pacientes hospitalizados y escasean más de 65% de fórmulas lácteas

en hospitales pediátricos. No nos va a dar tiempo. Que oiga quien tiene oídos…