Preparan el XVIII Encuentro Internacional de Danza

Como cada año la compañía de danzas de la Universidad del Zulia (Danzaluz) prepara una nueva edición del Encuentro Internacional de Danza, a realizarse el venidero mes de noviembre en la ciudad. En esta oportunidad tres agrupaciones extranjeras llegarán a la capital zuliana para deleitar a los asistentes. El inicio de las actividades será el jueves 3 de noviembre en el teatro de la Facultad Experimental de Arte (Feda), a partir de las 10.30 de la mañana. Mientras que el Aula Magna de la URU será el lugar donde continúe la gala inaugural con Espíritu de la Ruptura, a las 7.00 de la noche. Además, las compañías visitantes comenzarán a debutar. La coreografía Gray, de Dance Project, de Korea, dará una muestra a los asistentes.

Las exhibiciones continuarán el sábado 5 de noviembre con Symbiosis, el número que presentará Cía Danza Ziomara Hormaetxe, procedente de España. Sobre el montaje sus realizadores explican: “Symbiosis trata de acercar este concepto puramente biológico y científico a las relaciones humanas. Dos cuerpos que, frente a frente se atraen o se repelen pero no pueden separarse. Se necesitan. Fundamentalmente, se centra en la necesidad mutua para subsistir y beneficiarse en su desarrollo vital. Symbiosis habla sobre la dependencia afectiva y emocional e incluso física y lo que ello conlleva”.

El sábado 12 de noviembre la puesta Lucky, de Jus de la Vie, de Suecia, subirá a las tablas del teatro Bellas Artes, a las 7.00 de la noche. En este espectáculo de mujer, ella anhela la felicidad, morir joven, vivir por siempre o sólo en el momento. Bailando y riendo en un paisaje tragicómico, permitiendo   a la audiencia brillar bajo la luz  del reflector. Danza, circo, texto y música crean un espectáculo que cuestiona, acepta y celebra la vida y lo que podría seguir a continuación.

Gran cierre 

La clausura será por parte del grupo actoral TEA, quienes presentarán De lo que Somos, que según su sinopsis es “una representación híbrida, inclasificable como danza, como teatro, como danza teatro o como ese oxímoron del teatro físico. Su hibridez es su fortaleza. Esta pieza habla de las contradicciones de la sociedad, la autoridad, el orden, la apariencia, lo exuberante, lo frágil psicológicamente opresivo. Todo dentro de un colectivo que busca conectarse, desconectarse, reconectarse, buscando una salvación transhistórica”. La cita es en el teatro Baralt a las 7.00 de la noche. Todas las presentaciones son aptas para todo público y gratuitas.