OEA: Amenazas contra periodistas en elecciones de EEUU son preocupantes

La campaña electoral en Estados Unidos registró discursos divisorios y amenazas contra periodistas que son “preocupantes”, concluyó este martes la misión de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA).

AFP

“La misión observó con preocupación un aumento de la retórica polarizadora y divisiva en la campaña que hicieron blanco de grupos específicos”, dijo su jefa, la expresidenta costarricense Laura Chinchilla (2010-2014), al leer un resumen del informe.

“Las amenazas de tomar acciones judiciales contra periodistas (…) y la restricción en el acceso para cubrir eventos fue preocupante”, añadió Chinchilla en una reunión del Consejo Permanente de la OEA.

Aún sin nombrarlo, Chinchilla parecía referirse a las amenazas proferidas durante la campaña por el presidente electo Donald Trump de que reformaría las leyes de difamación para defenderse de los medios.

La relación de Trump con los medios fue difícil desde el inicio de la campaña, pero la tensión fue creciendo: insultos, periodistas expulsados o vetados de rueda de prensa y amenazas de demandas judiciales.

Chinchilla también destacó el “rol sin precedentes” de las redes sociales durante los comicios, especialmente como un “medio efectivo” para los abastecedores de noticias falsas.

Bajo el descentralizado sistema electoral estadounidense cada estado contiene reglas distintas sobre la votación, y la misión de la OEA se desplegó en 12 de ellos el día de los comicios, el 8 de noviembre.

Era la primera misión electoral del ente hemisférico en Estados Unidos.

Chinchilla destacó que ese sistema, sin comparación en la región, ha sobrevivido a la transición pacífica de 45 presidentes, pero alertó sobre la composición “partidista” de los distritos de votación y la influencia del dinero en la campaña a través de grupos independientes, conocidos como “SuperPAC”.

“Mayor coordinación (del gobierno) enfocada en los Superpacs en particular aumentar el nivel de transparencia (…) y minimizará las influencias subrepticias y los conflictos de interés”, afirmó.