El Rey Félix volverá a ocupar el trono

Es fácil imaginarse a un rey absolutamente aburrido, lejos de su pedestal. Tumbado en un lugar, la corona torcida, la mirada perdida y con el puño en la barbilla para sostener la cabeza. Los monarcas no están hechos para la inactividad, ni mucho menos para no repartir mandatos. Sino que alguien le pregunte a Félix Hernández. “Esto ha sido aburrido”, le dijo el venezolano a MLB.com. “Deseo salir ya de la lista de incapacitados”.

La orden del as de los Marineros de Seattle se hará realidad pronto. Con autoridad despejó cualquier duda el sábado en la noche, al lanzar seis innings en blanco con el Tacoma Rainiers de Triple A. Ponchó a ocho retadores, aceptó cuatro hits y no dio boletos. Las pistolas de velocidad le calcularon a 91 millas por hora su recta y de 87 lanzamientos puso 57 en strike.

Así como en su salida de rehabilitación anterior, no sintió ninguna incomodidad en el hombro derecho, articulación que lo envió a la inhabilitación el 26 de abril. Aunque sí vivió un momento extraño en el tercer inning, cuando el personal médico se le acercó a la lomita. El Rey no le dio importancia y explicó que solo fue una “hiperventilación”.

A pesar del pequeño inconveniente, el alto mando de los náuticos considera que el derecho está listo para regresar. El manager Scott Servais, después de leer los reportes de la salida, confirmó que Hernández será el abridor del equipo el viernes, contra los Astros de Houston.

“Esto se siente realmente bien”, expresó el serpentinero de 31 años de edad. “Me sentí cómodo con mi mecánica, la curva estuvo bien. Produje muchos swings fallidos, es una buena señal. El cambio de velocidad estuvo increíble y tuve una buena mecánica con mi recta”.

Los tres trabajos que hizo Hernández en Triple A parecen haberle dado la fortaleza necesaria para tener la capacidad de ir máximo al regresar al equipo grande. Es una idea que compartida por Pat Listach, manager del Tacoma: “Creo que cuando retorne a Grandes Ligas podrá llegar a los 100 pitcheos”.

A un laurel

Regresar a un montículo de Grandes Ligas le abrirá una nueva oportunidad a Félix Hernández de alterar uno de los registros históricos más importantes para los venezolanos en las mayores: las victorias de por vida. Antes de ir a la lista de lesionados, el derecho de los Marineros de Seattle logró su laurel 156 para igualar a Freddy García en el tope del reglón. Si el viernes puede vencer a los Astros de Houston, el Rey será la autoridad absoluta del país en lo que a triunfos respecta.