Confirman muerte de joven por difteria en Nueva Esparta

El presidente del Colegio de Médicos de Nueva Esparta, José Antonio Narváez, confirmó este jueves la muerte de un paciente de 16 años por difteria en el estado. Precisó que el joven se presentó en el Hospital Luis Ortega de Porlamar con los síntomas y signos de la enfermedad, que posteriormente fue verificada con los exámenes de laboratorio.

El paciente acudió al centro de salud junto a su hermana de 14 años, quien presentaba los mismos síntomas. Su caso fue diagnosticado de forma clínica, más no pudo confirmarse por la escasez de las pruebas de laboratorio. Solo tenían material para realizar uno de los exámenes y dio positivo. La adolescente, quien reside en el sector Los Cocos del municipio Mariño, salió con vida.

“Estamos esperando el pronunciamiento de las autoridades de salud para que eleven las medidas de prevención para evitar estos casos. Deben aumentar las medidas sanitarias y la vacunación, especialmente en los niños menores de 5 años y las personas mayores, para evitar que se propague esta infección. Están haciendo caso omiso a la situación que estamos viviendo en el sector de la salud y hacemos un llamado para que comiencen de una vez con los planes preventivos. Es una enfermedad altamente contagiosa y no se está haciendo un plan de vacunación eficiente por lo que puede haber una epidemia en el estado”, aseveró.

Por otra parte, expresó su preocupación por la aparición de casos autóctonos de paludismo en la isla, una enfermedad que no se había visto en la región desde hace más de 30 años. Actualmente hay un niño de 5 años hospitalizado. En las últimas semanas han confirmado tres casos, todos residentes del municipio Mariño.

El doctor indicó que los casos que se habían registrado de esta enfermedad venían por pacientes que habían viajado a Bolívar, Sucre y otros estados, pero los nuevos casos son autóctonos. Recomendó que se hagan cercos epidemiológicos, se lleve información oportuna a las comunidades y se optimicen los procesos de aseo y limpieza en las mismas.

“En el caso de la difteria la prevención es lo fundamental. Es potencialmente mortal y de fácil erradicación con la vacunación. Tenemos una complicación que es que de cada 10 pacientes 3 tienen desnutrición y eso abre paso y facilita el brote de este tipo de enfermedades”.

Además de la falta de reactivos para confirmar las enfermedades, la escasez de medicamentos y antibióticos de 95% impide atender correctamente los casos y garantizar la vida de las personas, por lo que Narváez exigió a las autoridades atender con seriedad este asunto.