HAY QUE SER BRUTO Y MEDIO.. Verdades dolorosas Ernesto García Mac Gregor

¿Cuál país comunista ha sobrevivido exitosamente? Ninguno. Todos han decidido
abandonar voluntariamente ese fracasado experimento. Menos Corea del Norte, típico
ejemplo de nación acomplejada y fracasada que necesita agregarle muletillas con
adjetivos aduladores a su gentilicio como “Popular Democrática” (poder popular, aquí)
para tratar de aparentar, precisamente lo que no es. Esa dictadura totalitaria, dirigida por
una dinastía hereditaria con “Presidente Eterno” (“comandante eterno”) y todo, presidida
por un loquito que se las tira de enfant terribe y está a punto de desencadenar una
guerra nuclear, es la antítesis de su hermana capitalista Corea del Sur uno de los
países más desarrollados del mundo.
Igual ocurrió con las dos Alemania, la capitalista y la fracasada comunista
República “Democrática”. En la segunda ocurrió igual que en Venezuela:
expropiaciones, devaluación, desabastecimiento, inflación, colas, CLAPS, bachaqueo,
carnet de la patria, déficit de electricidad y agua, todo racionado, hasta el punto que la
gente compraba en la vecina Alemania libre, hasta que les construyeron el “muro de la
vergüenza”. Entonces la gente empezó a huir, hasta que empezaron a matar a los
“desertores”. Con la unificación, la Alemania ex comunista ha resultado una rémora para
la occidental.
La China comunista en 1976, bajo la dirección de Deng, emprende la vuelta a la
economía de mercado y a la creación de empresas de corte capitalista aunque bajo el
dominio total del partido comunista. El lema “es mejor ser pobres bajo el socialismo, que
ricos bajo el capitalismo” (tipo Chávez), fue sustituido por “la pobreza no es socialismo”,
es decir ser rico no es malo.
Desmantelaron las granjas colectivas y privatizaron las tierras y las industrias, y
ya para los 90, cerca de 150 millones de campesinos habían salido de la pobreza.
Actualmente, China se comporta en el escenario mundial como una potencia capitalista
y cuenta con 251 multimillonarios, cada uno con más de 1000 millones de dólares en sus
cuentas privadas.

Solo queda la empobrecida Cuba a la espera de la muerte de Raúl, para salir de
su larga pesadilla. No cabe la menor duda que el comunismo, es el camino más largo
hacía el capitalismo triunfante. Que oiga quien tiene oídos…