¿Un caucho impreso en 3D y que no sea necesario inflar?, Michelin quiere lograrlo

Michelin quiere dejar atrás la era del petróleo, en la que se usan 27 litros de crudo para producir un solo neumático para vehículos, por lo que se ha propuesto dar un paso hacia el futuro con la impresión de cauchos en 3D que no necesiten inflarse.

El proyecto, llamado “Vision”, contará además con sensores de movimiento y estado, pero como mejor punto a destacar se encuentra su adaptabilidad a diferentes tipos de terreno.

Para lograr que estas llantas puedan funcionar en todos los terrenos, solo será necesario reimprimirlas con la adaptación necesaria, pero no con materiales contaminantes o con petróleo, sino con base en el reciclaje.

Gomas naturales, bambú, papel, latas, madera, residuos electrónicos y plásticos, ropa o incluso cáscaras de naranjas serán algunos de los productos “desechados” que serán utilizados en imprimir los neumáticos.

Se espera que este proyecto de resultado en 2023, ya que aún no se ha desarrollado la tecnología que pueda imprimir estos productos con materiales reciclados.