Diez cosas que Kate Middleton tiene prohibido hacer

En algún momento de nuestras vidas, todas soñamos con ser princesas, vivir en un palacio y casarnos con nuestro príncipe azul pero nada es tan perfecto como lo soñamos. Formar parte de la familia real viene acompañada de obligaciones y responsabilidades que no son fáciles de llevar si no te encuentras preparada, reseña mundotkm.com.

Para quienes nacieron siendo parte de este mundo puede que no sea tan complicado pero para otros, que adquierieron el título al casarse, puede ser un poco más difícil. Es el caso de Kate Middleton, quien llevaba una vida común y corriente hasta que se convirtió en la Duquesa de Cambridge y tuvo que renunciar a ciertas cosas.

Kate ha tenido que renunciar a tantas cosas que te puedes sorprender.

1. Nadie la puede llamar Kate: y aunque estemos acostumbrados a llamarla así, solo está permitido referirse a ella por su título (Su Alteza Real Duquesa de Cambridge) o por nombre completo (Catalina).

2. No puede jugar al Monopoly: puede jugar otros juegos de mesa menos este. El Príncipe Andrew declaró que el popular juego fue vetado en la familia real por resultar muy conflictivo.

3. Debe quedarse en la mesa hasta que la Reina termine: a pesar de terminar su comida o de estar satisfecha, Kate no puede levantarse de la mesa hasta que la Reina Elizabeth II haya terminado por completo su plato.

4. Silencio por favor: no te parece extraño la poca o ninguna relación que mantiene Kate con los medios. Esto es porque tiene prohibido hablar de temas que pueden resultar controversiales con los periodistas.

5. Ningún trabajo: el título en Historia del Arte de Kate quedará en el olvido, pues oficialmente no puede tener ningún trabajo.

6. Nada de autógrafos: cuando eres parte de la realiza, tu firma adquiere valor. Por lo que también tiene prohibido firmar cualquier cosa que no se un documento oficial.

7. Nada de compras sola: la Duquesa tiene prohibido ir de compras sola, siempre debe tener un oficial a su lado.

8. Adiós a la langosta: Kate no puede comer mariscos, ni ella ni nadie de la familia real, para evitar el riesgo de intoxicación.

9. Nada de política: Kate nunca podrá optar por ningún cargo público, además del que ya se le ha otorgado. La realeza tiene la obligación de mantenerse neutral ante la política por lo que, al convertirse en Duquesa, también perdió su derecho a votar.

10. No Facebook: nada de cuentas personales en redes sociales, ni siquiera para una foto.