El uso intensivo del celular puede adelantar la presbicia

La tecnología es hoy una gran aliada. Pero también tiene trae aparejados varios problemas cuando se hace mal uso de ella. Y, según aseguran los expertos y reiterados estudios, la salud también podría verse afectada.

En el trabajo, en los ratos de ocio, al viajar, interrumpiendo la comida y las conversaciones, y hasta en la cama. En muy poco tiempo, no ha quedado prácticamente ningún espacio sin ser “colonizado” por las pantallas de celulares, computadoras y tablets. El impacto ha sido total en nuestra psicología, en la manera de relacionarnos, y también en nuestra visión. Literalmente.

Y es que las pantallas de los teléfonos portátiles, junto a las de las computadoras, y las tablets harían adelantar hasta 10 años la aparición de esta enfermedad ocular, que normalmente era un problema a partir de los 50 años de edad.

La presbicia se debe a la dificultad del ojo para acomodar automáticamente su lente natural, llamada cristalino, en el proceso de la visión. Es parte de un deterioro natural que aparece con los años y que normalmente hacía que las personas de más de 50, tanto mujeres como hombres, no pudieran vivir sin usar anteojos (en muchos casos, diferentes para ver de lejos y de cerca).

El caso es que una reciente noticia difundida por la agencia internacional Europa Press asegura que, a causa de la sobre exposición a las pantallas electrónicas, la presbicia está empezando a afectar cada vez más a las personas jóvenes. Este cambio, que ha hecho a la presbicia más precoz, se ha dado en los últimos cinco años, según aseguran en el Instituto Oftalmológico Tres Torres (IOTT) de España.

La presbicia o vista cansada aparece cada vez antes fruto de un mayor uso de ordenadores, tablets y teléfonos móviles, lo que a su vez ha adelantado también la evolución de cataratas

“La presbicia o vista cansada aparece cada vez antes, fruto de un mayor uso de ordenadores, tablets y teléfonos móviles, lo que a su vez ha adelantado también la evolución de cataratas, que se están empezando a ver en personas de 45-50 años, diez años antes de lo que era más común hasta ahora”, indicó el director del IOTT, Emilio Juárez.

Ahora se fuerza mucho más la visión, porque todo el mundo va con teléfono móvil y lee de todo a través del ordenador, lo que ha adelantado este problema visual”, agregó Juárez.

Este problema es la evolución natural de la presbicia que afecta al cristalino y por el que el ojo empieza a tener problemas para enfocar. “Empieza a calcificarse por la parte de los polos e impide que el cristalino se pueda contraer y estirar”, explicó, de modo que cuando se calcifica por completo aparece la catarata, que provoca una visión “borrosa o empañada”.