Hiperinflación generará “cambios económicos severos”

Para los economistas no hay duda de que en Venezuela hay una hiperinflación. Los controles excesivos, el incremento del gasto público y la “política ideológica” figuran como los principales causales del trance económico, según el cual este año, la inflación cerrará en mil por ciento. “El dinero se vuelve sal y agua en el bolsillo de los venezolanos”.

Luis Vicente León, presidente de Dátanalisis, recalca que “no hay posibilidad de que un país viva con una hiperinflación dos o tres años”. En un año, podrían generarse cambios importantes.

Es terrible que Venezuela haya llegado a la hiperinflación, una enfermedad erradicada en el mundo. Viviremos su impacto demoledor, pero esta es la fase final de la cadena de deterioro de un modelo primitivo. La historia indica que no dura más de un año sin cambios económicos severos”, dijo el economista.

Destacó que los controles, las amenazas y la sustitución de público por privado son “inútiles”. Apuntó que el deterioro económico “que causan es tan grande que generan demandas de cambio imposibles de ignorar”.

En su más reciente artículo, enfatiza que el Gobierno intenta resolver las distorsiones creadas por ellos mismos, “controlando más… y más… y más y cambiando controladores como cambiarse de interiores, hasta que todo colapsa”. Subrayó que “controlaron el tipo de cambio y el resultado es la devaluación descontrolada. Controlaron los precios, y entramos en la hiperinflación. Expropiaron y destruyeron la capacidad de producción. ¿Y ahora qué? La única manera de atender este desaguisado es reconocer el error y cambiar. Es plantearse un modelo de ajuste integral, que parta por una negociación con el sector empresarial, para recuperar confianza y estimularle a usar sus recursos, ante un gobierno que no tiene más. Es abrir el mercado cambiario y resolver la distorsión. Es buscar acuerdos de financiamiento nuevos en los multilaterales, para ayudar a palear el costo social brutal que hay que pagar ahora para salir de esta crisis innecesaria”.

Sara Levy, ex decana de la Facultad de Economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV), expresó en entrevista a Prodavinci que el gasto público fue “altamente dispendioso” y que por ello se requiere resolver el déficit fiscal. Destacó que lo que ocurrió en el país fue una política de control social “donde la economía ha sido un instrumento más”. Expuso que se requiere contar con un Estado de derecho, respeto a la propiedad privada, impulsar la inversión y diversificación productiva, pero en ese sentido, “si no hay un cambio ideológico no va a haber un cambio del modelo económico. Soy de quienes cree que sin un cambio político lamentablemente no se vislumbra ninguna transformación económica”.

Asdrúbal Oliveros, economista, señaló que “la visión ideológica y política del chavismo no es la adecuada para tener inflaciones bajas”. Considera que “eso me lleva al punto de que solo cambiando el modelo político se puede comenzar a resolver el problema de inflación”.