“Es inaceptable lo que está ocurriendo en Venezuela”

El cardenal peruano Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, indicó que el mundo debe mostrarse más activo ante la crisis humanitaria que viven los venezolanos. “Es inaceptable lo que está ocurriendo en Venezuela. Por eso mi absoluta solidaridad a mis hermanos y, en especial, a los obispos que están trabajando con enorme valentía y entrega a su país”.

Mostró preocupación por la lentitud en los pasos que se toman para buscar una solución: “Es un escándalo que la comunidad internacional vea cómo se pisotea un país y no reaccione. Rezamos por Venezuela”, manifestó.

Cipriani aseguró que para encontrar soluciones a los problemas, Cuba debe sacar sus manos del país. “Tal vez así ayudaría un poco, pero mientras no las saque será difícil dialogar”, subrayó.

Recalcó que no hay un clima adecuado para el diálogo, porque para dialogar hay que intentar buscar la verdad y allí la verdad no está. “Dialogar sobre la mentira es muy complicado”, asintió.

Las palabras del purpurado se escucharon durante un encuentro con periodistas en el Vaticano, pues el lunes se reunió con el papa Francisco para informarle sobre los preparativos de su viaje a Perú, que se llevará a cabo del 18 al 21 de enero de 2018.

Al preguntarle sobre la posibilidad de algún encuentro entre representantes de la oposición con el Papa en Lima, el cardenal dijo no tener información al respecto y aprovechó la ocasión para destacar la labor de la Iglesia Católica en la búsqueda de soluciones en Venezuela. “La Santa Sede ha hecho un esfuerzo inmenso que no ha sido correspondido por el gobierno venezolano y eso ha sido una falta de respeto, que ha limitado mucho su participación”, especificó.

Sueña con ir a Perú. En su paso por Roma el arzobispo de Lima se encontró personalmente con el papa Francisco para ponerlo al tanto de los preparativos para su llegada. “Ya sueño con estar en Perú”, le dijo el pontífice, que ha elegido Chile y Perú como sus primeros destinos para el inicio de 2018.

A pesar de que el Papa encontrará un país profundamente afectado por la corrupción y una Iglesia Católica que pierde espacio, el cardenal Cipriani se mostró optimista. “La recepción va a ser maravillosa, ya se ve sobre todo en la juventud una ilusión muy grande”, afirmó.

Es la primera visita de un Papa en los últimos 30 años. El cardenal explicó que para este importante evento han previsto una vigilia al Santísimo Sacramento en 20 iglesias, la incorporación de las cárceles con la fabricación de 200.000 rosarios y una guardia papal de 40.000 jóvenes, entre 18 y 25 años de edad.

El cardenal recordó que la primera santa en Las Américas es Rosa de Lima y el patrono del episcopado latinoamericano es el peruano santo Toribio de Mogrovejo.