Google advertirá cuando apps pongan en peligro privacidad del usuario

Una extensión en la política de seguridad de Google obligará a partir de ahora a todas las aplicaciones alojadas en Android que recopilen datos personales a pedir el consentimiento del usuario y ofrecerle obligatoriamente una política de privacidad.

La medida incluye datos del usuario como: número de teléfono, correo electrónico o datos del dispositivo. Mientras que el navegador, a través del servicio Google Safe Browsing, mostrará alertas de las apps o sitios que conducen a aplicaciones que recopilan datos del usuario sin su permiso.

Lea también: Personas amputadas podrán controlar dispositivos con la mente

Además, si una app recopila y transmite información personal no relacionada con sus funcionalidades, deberá resaltar antes de llevar a cabo el proceso cómo serán tratados esos datos y solicitar el visto bueno del usuario.

Google a comenzó a aplicar las medidas, pero dio un plazo de dos meses a los desarrolladores para renovar sus aplicaciones y mostrar los respectivos mensajes de advertencia.

Google eliminará todas las apps que no cumplan con el reglamento a partir de enero 2018. La medida tendrá efecto tanto sobre las aplicaciones descargadas a través de Google Play como de otras tiendas online.