Virus en WhatsApp: ¿Cómo llegan y cómo evitarlos?

WhatsApp es la aplicación de mensajería instantánea más extendida del mundo, siendo utilizada por 1.500 millones de usuarios mensualmente. Al igual que el correo electrónico y todas las vías de gran alcance, puede convertirse en la pasarela perfecta para que los malintencionados hagan de las suyas.

Muchas veces, las estafas que proliferan en WhatsApp tienen como objetivo acceder a nuestros datos personales o bancarios, pero al igual que los ordenadores, los teléfonos -de todos los sistemas operativos-, pueden ser víctimas del malware que se aprovecha de las vulnerabilidades presentes en versiones más antiguas. Vamos a ver qué tipo de amenazas encontramos ahí fuera y cómo podemos detectarlas.

Cómo saber si nuestro smartphone está infectado

Los síntomas son tantos casi como tipos de virus. Probablemente, si es un buen virus ni si quiera nos demos cuenta de que lo tenemos, pero por norma general hay algunas pistas que nos permiten identificarlos. Lo primero que percibiremos es que encontramos anuncios donde antes no los teníamos y nos saltarán pop-ups constantemente en el navegador.

También tenemos que sospechar en el momento en el que percibamos redireccionamiento web, es decir, escribimos “xataka.com” en el navegador y éste de forma automática, nos lleva otra página completamente distinta. También podemos observar que se instalan aplicaciones no deseadas o que las que tenemos ejecutan acciones que nosotros nos hemos activado.

El aumento del consumo de recursos también puede ser síntoma de infección. Por ejemplo podemos notar picos en el consumo de datos o un uso excesivo de batería. Una factura más alta de lo normal también nos puede dar una pista, ya que muchos de estos virus nos conectan a servicios de mensajería premium y mandan sms de alta tarificación.