Bolivia guarda reliquias de los papas recién santificados

DC

Una estola de Juán XXIII y un frasco con gotas de la sangre de Juan Pablo II son dos de las reliquias, de los pontífices recién canonizados que se conservan en la iglesia católica de Bolivia, según informó el Arzobispo de La Paz, Edmundo Abastoflor.

El ornamento de la vestimenta litúrgica, que mide dos metros, fue obsequiado a ese país por la Santa Sede hace más de dos décadas después de que se fundara una institución para formar sacerdotes con el nombre de Juan XXIII en la región andina de Potosí. La reliquia, se exhibe en la urna del retablo del templo de San Martín, en Potosí, indicó Abastoflor.

Por otra parte, la sangre de Juan Pablo II fue enviada a La Paz alrededor del año 2000 y es conservada en la Nunciatura Apostólica. Para Abastoflor, su exposición requiere de mayor cuidado pues, a su juicio, «es más digna de veneración».

Ambas reliquias, fueron expuestas durante una ceremonia que se celebró el domingo en la Catedral Metropolitana de La Paz para acompañar la canonización de ambos realizada por el papa Francisco en el Vaticano. 

 

Nota: Daniel Cubillán

Foto: Agencias