“Como venezolano y pastor de la Iglesia Católica, temo que lleguemos al diálogo demasiado tarde”

El Obispo de la Diócesis de Carora, Mons. Luis Armando Tineo Rivera mostró su preocupación ante la inseguridad que día a día gana más terreno en el país y por tantos hechos de violencia ocurridos durante las últimas semanas en diferentes estados, causando así una conmoción social con un gran número de víctimas fatales y heridos.

Aseguró que este tipo de acciones atentan contra la paz y la tranquilidad de los venezolanos yesto propicia la pérdida progresiva de los valores. “Estamos próximos a celebrar la Semana Mayor, por lo tanto el tiempo es oportuno para vivir espiritualmente la Semana Santa, lo que ella significa, facilitar el poder de discernir y encontrar el dialogo que tanto necesita nuestra Venezuela”.

Monseñor Tineo enfatizó que la Semana Santa es el periodo más importante del año cristiano, que comenzará el próximo 13 de abril con el Domingo de Ramos y dentro de ella, la vivencia del Triduo Pascual que celebra litúrgicamente la Pasión, Muerte y gloriosa Resurrección del Señor.“Aquí es necesario subrayar la importancia de Resurrección, porque a través de ella Jesús vence el mal, la traición y la ingratitud y hasta la misma muerte, abriéndonos a todos los que nos unimos a Él con el vínculo de la fe y del amor las puertas del futuro sin límites, es decir, de la vida eterna”.

Añadió además, que la Semana Santa es una oportunidad providencial para reencontrarnos como conciudadanos, ya que ésta se ha caracterizado por hacer un paréntesis en la rutina, puesto que para muchos suele celebrarse como vacaciones, reencuentro con las familias o de una breve pausa para descansar, pero que no solo debe quedar en un descanso o un viaje recreativo, sino que también se debe vivir el Triduo Pascual y buscar una comunión permanente con el Señor.

Exhortó a todos los venezolanos a reflexionar y tomar conciencia y así buscar el bien común que necesitan todos los venezolanos, “esto supone en primer lugar buscar un dialogo que obviamente presupone un respeto y una aceptación recíproca entre cada una de las partes, y con ello la voluntad de llegar a acuerdos. Si no se dan éstos últimos tendremos una confrontación estéril indefinida, donde al final no llegaremos a nada o cuando en realidad lleguemos a un diálogo será demasiado tarde, es lo que más temo como venezolano y como pastor de la Iglesia Católica”.

“Esta compleja y delicada situación, con todas sus implicaciones y derivaciones a corto y mediano plazo, demanda de todos los ciudadanos en actitudes coherentes y decididas para el logro del bien común. Nosotros los cristianos católicos estamos grandemente comprometidos en esta tarea ya que como discípulos de Cristo debemos ser ciudadanos ejemplares” señaló.

Por otro lado Invitó a orar y a vivir la infinita presencia de Jesús durante esta Semana Santa, “les invito a orar y a discernir, permitamos que el Espíritu de Dios nos ilumine para que volvamos a vernos de otra manera, como hermanos y así buscar la solución que necesitamos”.

“Si nos quedamos atrapados en un solo conflicto perderemos la visión de conjunto. Por lo tanto hay que hacer oración, volver a Dios, al Evangelio, a la fraternidad y a la caridad. Todo ello nos ayudará enormemente a deponer los ánimos exaltados y así obtener el diálogo que necesitamos todos los venezolanos” concluyó Monseñor Tineo.