ONU condena ataque que mató a decenas de niños en Yemen y pide investigarlo

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó el bombardeo de la coalición liderada por Arabia Saudí que mató a decenas de niños en Yemen y demandó una investigación independiente sobre lo ocurrido.

Medio centenar de personas, entre ellas una mayoría de niños de entre 10 y 13 años, murieron en el ataque, que tuvo lugar en la provincia septentrional de Saada, feudo de los rebeldes hutíes.

En un comunicado, Naciones Unidas dijo que Guterres “condena” el bombardeo y traslada sus condolencias a las familias de las víctimas.

“El secretario general llama a las partes a respetar sus obligaciones bajo la ley humanitaria internacional, en particular las reglas fundamentales de distinción, proporcionalidad y precauciones en los ataques”, comunicó su portavoz Farhan Haq.

Además, denunció que en las últimas semanas un centro de agua y otro de saneamiento apoyados por Unicef fueron atacados en la ciudad de Al Hudeida, poniendo a cientos de miles de personas en peligro al dificultar su acceso a agua limpia y ampliar el riesgo de un nuevo brote de cólera.