Expresidentes de Odebrecht confirman haber financiado obras en casa de Lula da Silva

Las acusaciones fueron confirmados en nuevas declaraciones dadas este miércoles a la justicia por Marcelo y Emilio Odebrecht, y por el Alexandrino Alencar, antiguo directivo de la constructora que fue vinculada por la Operación Lava Jato por las corruptelas de la estatal petrolera Petrobras, y quienes actualmente tienen acuerdos de colaboración con la justicia.

En nuevas declaraciones, los exejecutivos confirmaron haber financiado obras en la casa de campo por solicitud de la entonces primera dama, Marisa Leticia, esposa de Lula y quien falleció el año pasado.

El caso, uno de los seis procesos que tiene la justicia contra Lula da Silva, se refiere a unas reformas realizadas por la constructora Odebrecht en una casa de campo en la ciudad de Atibaia, municipio del estado de Sao Paulo, cuya propiedad está a nombre de allegados de Lula pero que era frecuentada semanal y exclusivamente por el expresidente y su familia.

Marcelo Odebrecht declaró que las intervenciones realizadas en la propiedad fueron las primeras que se hicieron a Lula como “persona física”, ya que, por ejemplo, con el terreno del Instituto Lula, “era para el Instituto Lula, no era para la persona física de él”.