Caso Albán pasa a la agenda de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

A través del expresidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, se conoció que la próxima semana se debatirá la muerte del concejal del área Metropolitana, Fernando Albán, caso que se espera pase al informe sobre crímenes de lesa humanidad.

El representante de Primero Justicia y en condición de refugiado por el gobierno colombiano, señaló que “así como la justicia internacional se está encargando de juzgar a los corruptos responsables del mayor desfalco a la nación, también se encargará de quienes asesinaron a nuestro amigo Fernando Albán”.

El funcionario capitalino fue detenido el pasado 5 de octubre en el aeropuerto de Maiquetía por su supuesta vinculación con el presunto atentado contra el presidente Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto en la avenida Bolívar de Caracas; sin embargo, el Ministerio Público (MP) reveló que 72 horas después de arresto murió al lanzarse desde el piso 12 de la sede en Plaza Venezuela del Sebin.

No obstante, la primera versión que brindó el fiscal designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, no coincidió con otras manejadas por elementos del gobierno, así como el mismo representante del MP, quien dos días después contradijo su primer discurso.

La falta de detalles y claridad en el hecho, además de las denuncias de arbitrariedad por su aprehensión, llevó a que tanto la oposición como organismos internacionales se pronunciaran y pidieran una investigación independiente de su muerte.

Borges, uno de los más frecuentes críticos el gobierno, supuesto autor intelectual del “atentado” contra Maduro, afirmó que “a sabiendas de que en Venezuela no hay división de poderes ni Estado de Derecho”, fue necesario acudir a instancias internacionales para garantizar que la muerte de Albán se trate con el respeto y profesionalismo debido.