Los problemas de Cabello con la nueva Constitución

Sigue sin salir el proyecto de constitución de Maduro. No saldrá este año. Ya llegó diciembre. Se acaba 2018 y todavía en el seno del chavismo se continúa hablando de que no hay proyecto oficial. Y eso que hace un mes atrás, el constituyente Hermann Escarrá, afirmaba que el 90% del proyecto estaba avanzado, que las 22 comisiones habían trabajado intensamente recogiendo propuestas, que había propuestas personales y sectoriales, y hasta hablaba de darle más poder a las comunas con la creación de una cámara comunal, especie de Senado, o primera cámara, para la Asamblea Nacional,Konzapata.

Pero no sale el proyecto. La lucha de poderes interna así lo determina. Un amigo de Diosdado Cabello lo expresa de esta forma. A Cabello, el factor Nicolás Maduro le ha ido restando, lo ha ido disminuyendo, y lo menos que puede aceptar Cabello es que se acabe la Asamblea Nacional Constituyente. Que la ANC cese. Cabello se quedó sin la Contraloría General. Sin el Sebin. Sin la Fiscalía General. Esto por mencionar de los espacios cedidos en los últimos dos años. Y la Fiscalía es un poder que acecha. Que lo acecha a él. A Cabello.

El amigo de Cabello señala que después que pactó por el poder de la ANC no puede dejar la presidencia en posición desventajosa. Cabello no puede soltar esa ventaja. Y menos ahora con el 10 de enero encima, el 10 de enero que es la fecha de fin de mandato de Maduro. Cabello necesita esa posición en los próximos meses. Pues como dijo a KonZapata el militar del 4-F y exministro de Hugo Chávez desde los Estados Unidos, “la variable para el 10 de enero será la ANC”. ¿Qué hará la ANC? ¿Qué hará en esos días, esas semanas, esos meses? Pues lo que se avizora es más crisis política con una posición que ha definido una línea de cara a ese evento, y más crisis política tomando en cuenta la posición de la comunidad internacional, afincada en que el 10 de enero se le acaba el periodo a Maduro.