Lluvias y avalanchas de lodo en Perú dejan 11 muertos

Las intensas lluvias caídas en los Andes causaron decenas de avalanchas de lodo que mataron al menos a 11 personas, dañaron cientos de casas y dejaron aislada la zona sur de Perú por la caída de un puente en la ruta Panamericana, dijeron el domingo las autoridades.

Los cuerpos de dos niños fueron recuperados tras aludes de lodo o crecidas de ríos en las regiones sureñas de Moquegua y Tacna, según reportes oficiales.

Uno de los pequeños pereció en el poblado de Mirave, próximo a la ciudad de Tacna, fronteriza con Chile, país que también ha sufrido estragos por las lluvias en los Andes, lo mismo que Bolivia.

“Mirave es un pequeño pueblo que ha sido arrasado completamente”, declaró el presidente peruano Martín Vizcarra este domingo a la televisión, tras visitar la aldea en la que todos los habitantes perdieron sus viviendas.

“Son aproximadamente 2.000 personas que vivían en Mirave” en precarias casas levantadas “en el centro de una quebrada” por donde corren las torrentosas aguas cuando caen de las montañas, agregó el mandatario.

Otro niño de 12 años falleció en el municipio Ubinas al tratar de salvar a un hermano arrastrado por el desborde del río Moquegua, en la región homónima.

“Era el más estudioso y destacado de todos mis hijos. Todos sus profesores siempre me felicitaban”, dijo a periodistas su desconsolado padre, Rubén Quicos.

Puente caído en ruta Panamericana

Vizcarra también inspeccionó los daños en las regiones de Arequipa y Moquegua, próximas a Tacna, y dijo que las 430 familias damnificadas de Mirave tendrán que “ser reubicadas” en otro lugar.

Además de arrastrar al niño de 12 años en Ubinas, el desborde del río Moquegua derribó el puente Montalvo, en el kilómetro 1.091 de la ruta Panamericana Sur, lo que dejó aisladas a las ciudades de Moquegua y Tacna del resto del país.

Otras víctimas fatales

Además de los niños de Mirave y Ubinas, cinco personas perecieron en los últimos días en dos aludes en Arequipa: dos hombres y una adolescente en el poblado de Aplao y dos mineros en un socavón de Río Grande, según el balance oficial.

Estas víctimas se suman a los cuatro miembros de una familia (un padre y sus tres hijas pequeñas) que perecieron hace 10 días al derrumbarse un cerro sobre su casa en el poblado de Suchimán, en la región de Ancash, 400 km al norte de Lima.

Las autoridades no han proporcionado un balance nacional actualizado del número de damnificados.