China reforma normativas para la edición genética

Científicos chinos decidieron aplicar  nuevas regulaciones para los procesos de edición, transferencia y regulación genética, ahora  calificados como tecnología de alto riesgo.  

La medida surge después de que en noviembre, un genetista anunció que había alterado el ADN de niñas gemelas recién nacidas usando una potente herramienta.

La tecnología, llamada CRISPR-cas9, permite manipular el ADN para suplir un gen faltante o extirpar uno que está causando problemas. La idea de que esa tecnología se pueda usar para crear bebés causó amplio revuelo debido a las implicaciones éticas.

El científico llamado He Jiankui dijo en ese entonces que había editado los genes de las bebés para hacerlas inmunes, al virus del sida, ya que el padre es VIH positivo reseñó la agencia Associated Press.

Expertos denunciaron que la técnica podría haber dejado a las gemelas vulnerables a enfermedades, incluso posiblemente a infecciones virales.

La edición genética para fines reproductivos está prohibida en Estados Unidos y en la mayor parte de Europa. En China, las directrices oficiales prohíben toda investigación de embriones que «viole principios éticos o morales».

Las normas publicadas en el 2003 estipulan que la edición genética se permite para fines de investigación , pero que el embrión no puede pasar de los 14 días.