“Dolor y gloria”, el film más introspectivo de Almodóvar

 Estrenada este viernes en los cines españoles, “Dolor y gloria” es la película más íntima de Pedro Almodóvar en cuarenta años de carrera, centrada en un realizador melancólico interpretado por Antonio Banderas.

Aunque prometió que jamás publicaría su autobiografía, Almódovar ha admitido estar “emocionalmente desnudo” en esta película, su vigésimo primera, en la que aborda de una forma sobria, casi púdica, el amor, el dolor y la reconciliación.

“Necesitaba hacer una mirada muy introspectiva hacia mí mismo, incluso hacia la parte más oscura de mí mismo, y mezclarlo con los recuerdos más luminosos de mi infancia”, explicó a la televisión pública española.

Un niño que se descubre homosexual en un medio rural y católico, dos hombres maduros que se besan tiernamente… Su mundo íntimo se encuentra condensado en el largometraje, que pasa por el escáner las emociones y los lamentos de una vida, pero sin los excesos de un melodrama.

“Yo soy dueño de mis historias e impongo mi universo con todo el orgullo y toda la prepotencia que eso otorga”, indicó Almodóvar al medio español eldiario.es, según AFP.

“Y en mi universo hay dos señores mayores que se besan con pasión y, justo después, uno de ellos regresa a su vida con su mujer y sus hijos, agregó.