Prepara tus manos para que estén hidratadas y limpias

Casi siempre se olvia el cuidado de las manos poniendo por encima el propio y el rostro. Las manos también necesitan exfoliación e hidratarse lo necesario para mantener su color natural y suavidad.

Relaja tus manos con un baño con sales contra el dolor; para controlar el dolor articular y muscular acumulado en las manos por uso diario podemos elaborar un baño con aceites esenciales de limón y árbol de té, para aclarar, iluminar y combatir posibles infecciones en las uñas.(

A ello se puede añadir hierbas, flores secas o plantas, como la manzanilla, la malva y la hierbaluisa que al infusionar en el agua caliente, sumarán sus beneficios al baño relajante que beneficiarán la salud de las manos.

Cuida de tus uñas

Dentro de los cuidados de las manos, no se pueden olvidar las uñas ni de la base sobre la que se sostienen, las cutículas. Para evitar heridas, deformaciones de la piel e incluso problemáticas más graves en la sujeción de las uñas, el uso de aceites vegetales o bálsamos que combinen mantecas, ceras y aceites vegetales, dando lugar a fórmulas muy ricas en nutrientes, ayudarán tanto a mantener estas zonas acondicionadas como a empujar las cutículas con ayuda de un palito de naranjo, embelleciéndolas y liberándolas de posibles excesos acumulados por falta de descamación o arrastre.