Cuatro niños han fallecido en mayo a la espera de trasplantes en el JM de los Ríos

Cuatro niños han muerto esperando trasplante medular, el último de los fallecidos, Erick Altuve, de 11 años, se suma a Yeideberth Requena de 8 años de edad, Giovanni Figuera de seis años, y Robert Redondo de 7 años de edad.

Los cuatro pequeños eran pacientes del servicio de hematología del JM de los Ríos, todos padecían de leucemia linfoblástica aguda, todos en fase de recaída, pero con atención y cuidado podrían haber sobrevivido.

Los niños son otras víctimas de la negligencia en la atención al sistema médico e indolencia del Ejecutivo nacional, pues a pesar de los esfuerzos de los padres por localizar los tratamientos y de los doctores, no pudieron tener los cuidados necesarios por la dificultad para acceder a los medicamentos y quimioterapias.

A la lista de fallecidos por falta de medicinas se suma el niño Dainer Magdaleno, de tres años de edad, que estaba en el servicio de Nefrología del mismo centro médico.

El 23 de mayo Nicolás Maduro anuncio en cadena nacional la asignación de 56,8 millones de euros para producir uniformes militares y armamento en el país, mientras que la población sigue sin acceder a alimentos y medicinas, lo que ha causado muertes de pacientes y desnutrición principalmente en niños y ancianos.