Gobierno de México subastará autos para apoyar a los pobres

«Habrá una primera subasta de lujos el domingo en Los Pinos (antigua residencia oficial) y lo que se obtenga se entregará a dos municipios de Oaxaca, los más pobres del país», apunto este martes el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En la conferencia de prensa matutina, agregó que tras esta primera subasta, en las siguientes pujas se pondrán a concursos residencias incautadas y joyas, la mayoría de estas últimas procedentes del crimen organizado, y los recursos se destinarán al programa de jóvenes con problemas de drogas y a municipios rezagados del sureño estado de Guerrero.

Informó que los recursos obtenidos se ejecutarán a través del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, creado recientemente por el Ejecutivo.

El concurso del domingo contempla 82 lotes con autos de lujo como un Lamborghini, Chevrolet, Audi o Mercedes Benz.

«Hay dos vehículos y una ambulancia identificados recientemente, una donación del rey de Jordania, que se usarán para la Guardia Nacional», indicó el presidente.

Pues si bien no se subastarán, se van a mostrar porque «son bastante extravagantes» los vehículos.

Ricardo Rodríguez, titular del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), informó que se pondrán a subasta 82 lotes, y cualquier persona puede participar.

El valor inicial de los lotes son de hasta 28 millones de pesos (unos 1,5 millones de dólares).

Según informó la Presidencia a EFE, algunos de estos vehículos a subasta eran oficiales, mientras que otros fueron decomisados por las autoridades y estaban en manos de la Fiscalía General de la República (FGR). Algunos de ellos, habían pertenecido al crimen organizado.

Supremo y remuneraciones de funcionarios: 

Este lunes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al Congreso justificar por ley el ingreso que percibe el presidente de México, quien se recortó el salario hasta los 108 mil pesos (unos 5.660 dólares) mensuales, y decretó que ningún funcionario ganara más que él.

«Sobre la decisión de la Suprema Corte, que quiere que se fundamente lo que establece el artículo 127 de la Constitución, sobre que nadie debe ganar más que el presidente y su salario. Claro que lo vamos a justificar», apuntó el mandatario.

Alegó que el salario de algunos funcionarios era hasta 500 veces más que el salario mínimo y que esta realidad se desmarcaba de su programa para combatir la corrupción y apostar por la austeridad.

Fin a fideicomisos:  

López Obrador explicó que en anteriores administraciones se potenció la creación de fondos y fideicomisos, pero la iniciativa de Ley de Austeridad que presentará va a «eliminar» estos instrumentos, que solo quitaban «autonomía».

Explicó que recientemente descubrió un fondo de «remanentes» no ejercidos del presupuesto, que asciende hasta los 70 mil millones de pesos (unos 3.670 millones de dólares).

O por ejemplo, de la existencia de un fondo de salud con 80 mil millones de pesos (unos 4.200 millones de dólares), con recursos sin usar pese al «grave problema de que no hay medicinas ni médicos».

«Era un sistema paralelo de las finanzas públicas», puntualizó.

Corrupción en el Gobierno:

El presidente calificó de «grilla» y «politiquería» la investigación de una ONG que señala al delegado del Gobierno federal en el estado de Jalisco, Carlos Lomelí, por estar supuestamente detrás de una red de empresas farmacéuticas beneficiadas por contratos gubernamentales.

«Esto es parte de una confrontación política que existe», dijo López Obrador, quien de todas formas añadió: «No vamos a permitir corrupción de nadie, se trate de quien se trate. El resultado es que ya no se está robando el dinero».

Polémica en el Palacio de Bellas Artes:

López Obrador se mostró equidistante ante la polémica surgida por la celebración de un presunto evento religioso en el Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana, incumpliendo la laicidad de las instituciones públicas.

El presidente pidió a la dirección de Bellas Artes que pida «una disculpa» si incumplió la normativa pero, a la vez, exhortó a «no crear un ambiente de intolerancia» hacia las comunidades religiosas.

«Tenemos que aceptarnos más todos, apostar más a la libertad y que podamos convivir todos, católicos, evangélicos, ateos, librepensadores, agnósticos; todas las clases, culturas, preferencias sexuales».

100 universidades públicas: 

El mandatario de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) indicó que se creará un organismo propio que atenderá el plan de construir cien universidades públicas en todo el país.

De esta manera, los fondos no los va a controlar el Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y El Caribe (CREFAL), tal y como apuntaban medios especializados.