TSJ ordena procesar a Edgar Zambrano por supuestos delitos en flagrancia

La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) anunció que Edgar Zambrano, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN) y segundo al mando en Acción Democrática, será juzgado por la supuesta comisión de delitos de “traición a la Patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuada”.

El expediente AA10-L-2019-000026, ponencia del magistrado Juan Luis Ibarra, da continuidad a la solicitud que el pasado 30 abril hizo el fiscal designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, luego de que el parlamentario acompañara a Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de 50 países, y al dirigente político del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, en horas de la mañana de la mencionada fecha en el distribuidor Altamira, cercano a la base aérea La Carlota, desde donde el jefe del Poder Legislativo anunció la fase final de la Operación Libertad, la cual busca generar un cambio en el mando político del país.

Según el documento, y como refirió Saab, el hecho generó “intranquilidad y temor en la población venezolana”.

Asimismo, vinculó a Zambrano en otra serie de casos denunciados por el gobierno de Nicolás Maduro, como la celebración de cabildos abiertos, donde la Asamblea Nacional “delinearía cuál era la ruta a seguir de acciones, ante una supuesta usurpación de funciones del ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros”.

Frente a esto, la ponencia de Ibarra agrega que “no procede el antejuicio de mérito, en razón de lo cual su enjuiciamiento corresponde a los tribunales ordinarios en materia penal”. Además, se espera que la Asamblea Constituyente, la cual cuenta con una copia del documento, determine lo conducente, en lo que apunta al allanamiento de su inmunidad parlamentaria.

El expediente agregó que la fiscalía continuará con la tramitación de la causa penal correspondiente.