“Muchas veces he sacado a Frida adelante y lo volvería a hacer”

Bien consigo misma y asumiendo que la estabilidad que tiene hoy en día es gracias a todo lo que enfrenta a lo largo de su vida. Alejandra Guzmán está un poco dolida tras los problemas familiares que vive en las últimas semanas, esos que protagoniza junto a su hija Frida Sofía y en los que ella, tiene que salir a dar la cara.

Esto lo comentó en entrevista con Reforma, a través de un video que difundió el periódico en su portal. En el que también dijo, “yo también le reclamé muchas cosas a mi madre, pero yo estaba muy chavita. Yo tenía 17 cuando me fui de la casa, y empecé a trabajar a los 18; entonces no tenía yo tiempo ni de reclamarle. Pero sí siento que son etapas, en las cuales tengo que darle tiempo al tiempo”.

Y al retomar el tema, sobre que Frida la vinculó sentimentalmente con su exnovio Christian Estrada, la intérprete de Eternamente bella contó, “yo trabajé con sus hermanos, los gemelos. Trabajé un rato. Y él vino a pedirme ayuda para ayudar a Frida, por eso se acercó a mí. Pero yo tengo mucho respeto, ante toda la gente que se acerca y quiera a mi hija, pero de ahí no paso. Yo tengo educación”.

Y reiteró que Frida Sofía “es sangre de mi sangre”, por lo que pidió que no se le olviden que muchas veces la he sacado adelante y “lo vuelvo a hacer”. Al respecto, que se dice en distintos programas, como en De Primera Mano, que el problema había iniciado porque Alejandra quiere que Frida se ponga a trabajar y sobre este tema, dio indicios de que sí es así. “Los hijos milenios, ¿no? Porque están buenos para decir y pedir, ‘y tú’ y juzgar, pero pásenle, pásenle a la chingada, para que vean que no es fácil”.

Finalmente, cerró enviando un mensaje a su hija. “Frida eres una persona bellísima, te conozco, te parí, te amo. Y espero que me llames algún día. Ya sabes que yo estoy aquí con mi corazón abierto”. Porque si algo tiene seguro Alejandra Guzmán es que espera reconciliarse con su hija.