EEUU logra su cuarto título mundial de fútbol femenino tras ganar a Holanda 2-0

Estados Unidos agrandó su leyenda en el fútbol femenino con su cuarto título en ocho ediciones del Mundial. Las norteamericanas, con goles en el segundo tiempo de Megan Rapinoe de penal y de Rose Lavelle, ganaron a Holanda por 2-0 en la final de este domingo.

Lyon se vistió de gala con las dos aficiones más coloristas del Mundial, pero la igualdad en las tribunas no se trasladó al césped, con un equipo estadounidense netamente superior, reseñó AFP.

Queda por saber si Donald Trump invitará a las futbolistas estadounidenses a la Casa Blanca, ya que la capitana Rapinoe, elegida mejor jugadora del Mundial, comprometida en la lucha contra las discriminaciones, ya anunció que no acudiría a esa recepción, igual que la defensa Ali Krieger, y criticó al presidente norteamericano.

El primer tanto del partido llegó de penal, al transformar Rapinoe (61) una falta dentro del área de Stefanie Van der Gragt a Alex Morgan.

La central holandesa elevó mucho su pie izquierdo, tocando el hombro de la delantera estadounidense, por lo que la árbitra francesa Stephanie Frappart, con ayuda del VAR, señaló el castigo.

Rapinoe, que ya había marcado dos tantos de penal en octavos contra España (2-1), sumó su sexta diana, con lo que empató en el primer puesto de la tabla de goleadoras con su compatriota Morgan, ambas también con tres asistencias, aunque fue Rapinoe la que se llevó la Bota de Oro al haber disputado menos minutos que su compañera.