Médicos del hospital de Mérida usan gorro quirúrgico tricolor en protesta por crisis de salud

Nora Sánchez / Mérida
@norasan16

Médicos del Hospital Universitario de Los Andes (HULA) en Mérida, comenzaron a usar por iniciativa propia un gorro quirúrgico tricolor, como señal de protesta por la crisis de salud que vive el país y por el amor a la patria.

El uso del gorro causó malestar en las autoridades de salud de la entidad andina quienes prohibieron a los galenos usar la indumentaria, alegando que la misma es una falta de respeto para el quirófano

La doctora Estrella Uzcátegui, jefe del servicio de Cirugía General del hospital, fue pionera en el uso del gorro tricolor el cual se lo obsequiaron y comenzó a usarlo hace aproximadamente 10 días.

Al igual que ella, el doctor Cristian Pino, jefe de los Médicos Residentes del HULA secundó la idea del uso del gorro, así como una instrumentista a quien en días pasados el director de la Corporación de Salud (Corposalud) y autoridad única de salud en el estado Mérida, Dennis Gómez, emplazó a quitárselo y ante la negativa de la doctora, le prohibieron ser la instrumentista de la cirugía que realizaba el director de Corposalud en ese momento.

Uzcátegui relató que el uso del gorro trajo consigo señalamientos y restricciones a los galenos por parte de las autoridades del centro asistencial, quienes al parecer prohibirán a través de un escrito, el uso de la indumentaria por considerarla una forma de politizar el servicio de salud.

Sobre ese tema, la doctora expresó que lo usa porque es un símbolo patrio y con ello demuestra el cariño que le tiene la patria, el amor al país y la lucha que mantienen por rescatarlo, además de que es su forma de protestar por la crisis que vive Venezuela y en especial la crisis del sector salud, ampliamente denunciada y conocida.

Ante la crítica la especialista recordó que desde hace un año aproximadamente las autoridades del Hospital Universitario de Los Andes solicitaron a los médicos en general llevar su propia indumentaria, ante el alto consumo de gorros, tapabocas, monos quirúrgicos, entre otros artículos y el costo que representa para el centro asistencial.

En ese sentido dijo que para ahorrarle costos al hospital, la gran mayoría de los médicos lleva su indumentaria, la cual incluso usan en áreas contaminadas y no contaminadas, porque no hay para cambiarse, sobre todo porque desde hace 9 años la lavandería del hospital no funciona, según relató Estrella Uzcátegui.

La doctora Estrella Uzcátegui comenzó a usar un gorro quirúrgico tricolor en señal de amor al país y en protesta por la crisis de salud
Los médicos cuestionan que no haya papelería, pero si propaganda a favor de la Constituyente

“La realidad aplastante”

La crítica de las autoridades de salud al uso del gorro tricolor indignó a los médicos que a diario hacen vida en el hospital de Mérida y viven de cerca la crisis en cuanto a falta de insumos, medicamentos y fallas en los servicios.

Susana Chuecos, médicos del centro asistencial merideño, lamentó que las autoridades en lugar de preocuparse y ocuparse de solucionar la grave escasez existente en el hospital, pierdan tiempo en prohibir el uso del gorro tricolor en las áreas de quirófano cuando a su juicio existe una realidad aplastante en el sector salud merideño.

Aseguró que “nuestro hospital se esta muriendo y la dirección no hace absolutamente nada para solventar la crisis. Estamos sin medicamentos, sin insumos, sin alimentos para los pacientes; con su estructura cayéndose a pedazos, quirófanos contaminados y sin aire acondicionado en ocasiones, sin papelería, sin iluminación, sin seguridad, sin ascensores que funcionen, sin reactivos de laboratorios, sin rayos X, ni tomógrafo; sin resonador, sin hemodinamia con la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) gravemente afectada, y sin vergüenza de quienes pregonan la paz y se dicen constituyentistas, ¿constituyentes de que?”, se preguntó.

Chuecos dijo que en el hospital no hay papelería pero “forran de propaganda proselitista la puerta de la dirección del hospital, cuyos predios no escapan a la ruina en la que está sumida la institución”.

Tildó de caradura a las autoridades que critican la lucha de los médicos por un mejor sistema de salud, mientras “el techo en cualquier momento se desprenderá y algún lesionado habrá, hay acumulación de basura y aves de rapiña y roedores son compañeros de pacientes y del personal que allí labora, nuestras condiciones de trabajo son deplorables y quien diga lo contrario miente”, resaltó

“Autoridades criminales”

La doctora Susuna Chuecos calificó de criminal que las autoridades de salud le den tanta importancia al uso de un gorro quirúrgico tricolor que llevan con orgullo, cuando mandan a vestirse de rojo a los oficialistas y hasta algunas personas tienen tatuajes en su piel con imágenes alegóricas al proceso revolucionario.

“La insensatez y tozudez no tienen límites, es imperdonable esta gestión que es proyección y brazo de un régimen depredador, cuyo objetivo es destruir sin pensar en la vida de sus semejantes”, expresó Chuecos quien dijo que no cometen delito al reclamar y exigir la dotación del hospital, mejoras en su estructura y un ambiente que reúna las condiciones óptimas para brindar salud porque “ni los pacientes, ni el recurso humano del hospital, merece hacer vida  en ese ese ambiente tan contaminado”.

Para Chuecos, en el centro asistencial están en peores condiciones que hace años y meses atrás, por lo que aseguró que cada día la situación es más grave.

“El hospital en lugar de salvar vidas se está convirtiendo en la antesala al infierno”, dijo con lamento e impotencia .