Maduro pide prepararse para “una batalla” si Trump bloquea a Venezuela

El gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió a los venezolanos que se preparen para “una batalla” si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lleva adelante el bloqueo o cuarentena a Venezuela.

En un acto de gobierno transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, Maduro instó a los venezolanos a prepararse para una batalla si pretenden una cuarentena contra Venezuela. “Prepárense todos y todas, pero a Venezuela no la bloquea nadie”.

El gobernante afirmó que el país repudia y rechaza las declaraciones de Donald Trump de un bloqueo, al tiempo que llamó a estar alerta a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y al pueblo de Venezuela.

Maduro hizo estas afirmaciones a pesar de que desde el 2017, cuando la Administración Trump comenzó a imponer sanciones personales a los jerarcas civiles y militares del oficialismo, ha denunciado con regularidad la existencia de un supuesto bloqueo.

Asimismo, Maduro refirió que el 2 de agosto el embajador de su gobierno ante la ONU, Samuel Moncada, presentó ante el Consejo de Seguridad una “amenaza ilegal y criminal de Donald Trump de un bloqueo naval y una cuarentena contra Venezuela”.

El jueves, Trump admitió que considera ordenar un bloqueo o una cuarentena a Venezuela, en medio de la tensión que su Administración mantiene con el Gobierno de Maduro.

Consultado por los periodistas en la Casa Blanca si está considerando un bloqueo o cuarentena en Venezuela, Trump respondió con un “sí, lo estoy”, sin entrar en detalles.

El gobernante venezolano advirtió que “no podrán con Venezuela” y que los mares “serán libres, soberanos e independientes”.

La tensión entre Estados Unidos y Venezuela se ha intensificado en las últimas semanas.

El jueves la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) denunció una nueva incursión aérea de Estados Unidos en el espacio de Venezuela y acusó a ese país de querer crear un “incidente” con estas prácticas.

El Gobierno de Trump ha endurecido su estrategia ante el Gobierno de Maduro, que rompió relaciones diplomáticas con Washington el 23 enero pasado después de que la Casa Blanca reconociese al líder opositor Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional, como presidente interino de Venezuela.

Guaidó se atribuyó entonces las competencias del Ejecutivo invocando la Constitución venezolana.

Desde entonces, Washington, que considera ilegítimo al Gobierno de Maduro, ha anunciado una serie de sanciones contra funcionarios, familiares y allegados al mandatario chavista, que han alcanzado también a empresas estatales de Cuba.