Cómo caminar despacio a los 45 años puede ser una señal de envejecimiento rápido

¿Cuán rápido caminas?

La rapidez con que las personas caminan a los 45 años es una señal de cuánto envejecen sus cerebros, así como sus cuerpos, según un reciente estudio.

Mediante una simple prueba de velocidad al caminar, los investigadores pudieron medir el proceso de envejecimiento.

No solo los cuerpos de aquellos que caminan más lento envejecen más rápido, sino que sus caras parecen de personas más viejas y tienen cerebros más pequeños.

El equipo internacional de científicos detrás del estudio informó que los hallazgos fueron una «sorprendente revelación».