El Puma estrena el álbum Agradecido, en honor a América Latina

El cantante venezolano José Luis Rodríguez, el Puma, que este viernes 25 de octubre lanza Agradecido, su primer disco después de someterse a un doble trasplante de pulmón, dijo a Efe que el nuevo álbum es un proyecto con canciones latinoamericanas conocidas, aunque en su estilo personal.

“Este es un proyecto que tenía ganas de realizar desde hace muchos años. Interpretar algunas de las canciones latinoamericanas más populares, pero a mi estilo”, indicó este jueves el artista en Miami durante una conferencia de prensa.

El cantante, de 76 años de edad, que en diciembre de 2017 fue sometido a un doble trasplante de pulmón en un hospital de Miami, edita Agradecido tres semanas antes de la entrega de los Latin Grammys, el 14 de noviembre en Las Vegas, ceremonia en la que recibirá un premio a su carrera.

“El Grammy esperó a que resucitara para darme uno”, expresó entre risas el Puma.

“La verdad es que no sé si un Grammy vende más tickets o más discos, pero siempre es agradable recibir un reconocimiento de la industria”, agregó.

Agradecido a Latinoamérica

Apuntó el propio intérprete que Agradecido es un homenaje a América Latina.

El álbum contiene versiones acústicas de canciones icónicas como La flor de la canela y Probablemente. Además, dos popurrís, uno de temas caribeños y otro de piezas argentinas.

Tres canciones son inéditas y significan mucho para el artista: “Representan lo que yo pasé y estoy viviendo”.

El único tema que se promociona es el que le da nombre al disco, que escribió junto a Érika Ender, la compositora de Despacito.

La gira

El Puma cerrará un año profesional con su viaje a Las Vegas. Tenía planes de cantar en Venezuela en diciembre, pero “ir en estos momentos es como ir a cantar y bailar arriba de nuestros muertos”, explicó.

Su gira promocional por América Latina y España, que lleva el mismo nombre del álbum, le llenó de satisfacción, en especial cuando recuerda que le tocó volver a aprender a cantar, y casi a hablar.

Cuando enumera sus agradecimientos, el intérprete de Voy a perder la cabeza por tu amor comienza con Jesucristo, y sigue con sus familiares, amigos cercanos y médicos, incluye en la lista al público y a los músicos con los que trabaja actualmente.

“Son jóvenes, millennials, se aprenden las canciones de memoria en un instante y bailan muchísimo”, reconoce entre risas y agrega que además de la enfermedad, ser mayor hace de las giras algo difícil.

El Puma afirma que no se preocupa demasiado por el futuro. “Yo vivo solo en el presente”, aseguró.

Lo único que pide es que salgan “los diablos” de Venezuela, de Nicaragua, de Bolivia. “Veremos qué pasa en Argentina”, apostilló el vocalista, cuyas interpretaciones en la década de los ochenta se hicieron muy populares en el ámbito latinoamericano.

“Yo igual creo que va a ganar el bien al final. No van a poder expandir su marea roja por América Latina”, recalcó sobre la situación venezolana.

El artista reveló en septiembre de 2014 que desde 2000 sufría de la enfermedad incurable fibrosis pulmonar idiopática, que se caracteriza por provocar una disminución progresiva de la función pulmonar.

Cuando se enfrentó a la operación, el Puma llevaba un año intentando frenar la enfermedad con un tratamiento de células madre.