Magallanes comenzó entrenamientos ante el comienzo de un temporada inusual

La novedad fue observar las vallas publicitarias sin los avisos de organismos gubernamentales como la Gobernación de Carabobo o Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Ya se conocía sobre la decisión de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) de retirar patrocinios del estado venezolano para tratar de revertir la decisión de las Grandes Ligas de excluir a Venezuela del llamado acuerdo invernal que enmarca la participación en los campeonatos caribeños y con las ligas mayores y su vínculo con las menores.

Periodistas de la fuente deportiva comentaban que podría producirse una nueva decisión respecto a la medida, porque la LVBP trata de persuadir al Departamento del Tesoro norteamericano de que el campeonato es una actividad de característica privada, por lo que debería ser excluido de las sanciones derivadas de la orden ejecutiva del gobierno de Donald Trump respecto a Venezuela.

La próxima temporada arrancará el 5 de noviembre y se jugarán solamente 43 partidos, en un calendario reducido.

El equipo mostró a 15 lanzadores, nueve jugadores de posición y cuatro receptores, entre ellos Yohan Pino, Bruce Rondón y Josmil Pinto.

Esta temporada 2019-2020 el equipo tendrá como timonel al mexicano Enrique “Che” Reyes, acompañado de su connacional Luis Carlos Rivera que será coach de banco.

Apoyo al equipo Magallanes

Mientras los jugadores continuaban su entrenamiento, bajo un sol radiante y un calor propio de la hora del mediodía, varios aficionados se acercaron a las gradas del “José Bernardo Pérez” para mirar el abreboca de la temporada. Aguardaron hasta que salieron al campo los peloteros, luego se mantuvieron observándolos.

Luis Paredes, de 33 años de edad, contó que apoya al Magallanes desde que tiene uso de razón, “desde muy niño”. Dijo que se desempeña en el área de seguridad de la Academia Joan Pino en el estado Aragua.

“No me gustaría que los ocho equipos no tengan sus grandes ligas, esperemos que lleguen a un acuerdo como tal porque todavía están a tiempo, como tal no ha empezado la temporada y es bueno que lleguen a un acuerdo para ver todos esos jugadores que Venezuela tiene”, expresó Paredes.

Sobre el triunfo de José Altuve, indicó que el jonrón que conectó el sábado pasado significó una alegría grande para él como fanático del jugador que pertenece al Magallanes también. “Estoy muy contento”.

Por su parte, Pedro Hernán, que es vendedor en un negocio de Valencia, contó que es aficionado al equipo desde niño y que no desaprovecha las oportunidades para respaldar al Magallanes.

“Me gusta estar pendiente de los juegos y para mí es una emoción muy grande estar aquí”, afirmó.

En su opinión, la decisión de las Grandes Ligas no le agrada, pero consideró que precisamente por esa medida se abren las posibilidades a otros peloteros, “al talento joven”.