«Somos igual que él»