La World Sailing canceló torneo de Octubre por Pandemia de Coronavirus

El club Lucky Devil Lounge, ubicado en el sudeste de Portland, ha estado sin actividad desde que la gobernadora Kate Brown ordenó a los bares y restaurantes que cierren sus puertas desde el 16 de marzo.

El propietario de Lucky Devil, Shon Boulden, reorganizó su cocina para ofrecer comida que entrega el día siguiente.

Boulden publicó en Twitter que el club enviaría a sus bailarinas a entregar la comida.

En cuestión de semanas, el Lucky Devil cuenta con dos nuevas opciones de entretenimiento para adultos: un espectáculo de pole-dance para las órdenes que se retiran en el local y el envío de comida por parte de bailarinas, que son acompañadas por guardias para mantener el distanciamiento social.

El club cobra 30 dólares extra por cualquier opción, mientras que el precio de la comida se mantuvo igual.