Ingreso mínimo mensual se esfuma en insumos para prevenir la Covid-19

Antes de la pandemia por el coronavirus, a diario los venezolanos se enfrentaban al dilema de si comprar comida o medicinas, pues el ingreso mensual -hoy equivalente a menos de cuatro dólares- apenas alcanzaba para algunos rubros. Con la llegada del coronavirus la disyuntiva empeoró, pues con solo 800 mil bolívares el ciudadano de a pie debe decidir si comprar alimentos, medicamentos o los tapabocas para evitar contagiarse de covid-19.

Entre 200 mil y 500 mil bolívares puede costar un tapabocas. El precio depende del material con el cual esté hecho el artículo, que pueden variar entre mascarillas quirúrgicas, de tela, tela y relleno o semicuero, entre otros. Por lo mínimo un venezolano podría gastar el equivalente a su quincena solo comprando un tapabocas.

La situación se hace más compleja para los trabajadores de los sectores priorizados, sobre todo de aquellas empresas que no les facilitan los artículos de prevención. Una de ellas es la estatal Bolivariana de Puertos.

Eduardo Díaz, mecánico, contó a Tal Cual que a cuatro meses de pandemia la compañía solo les ha dado dos o tres mascarillas desechables y un gel antibacterial, por lo que ha tenido que invertir gran parte de su ingreso en tapabocas. Señaló que ha podido cubrir esta necesidad gracias a trabajos extra que ha podido hacer.

La situación de Díaz es diferente a la de Victor Gómez, quien aseguró a este medio trabajar para una empresa privada del sector alimentación. Dijo que de no ser porque la compañía ha distribuido tapaboca con «relativamente con frecuencia», sus ingresos irían en picada. «Imagina cómo sería gastar 400 mil bolívares semanales en tapabocas. No comes», agregó.

Entre las mascarillas que posee hay varias de tela, las cuales lava y somete a desinfección de forma constante. A su juicio, de no ser por esa opción también se haría complicado adquirir los productos.

Y guantes también

A las puertas del sistema Metro de Caracas, funcionarios de la Policía Nacional (PN) o de la Guardia Nacional (GN) advierten a la ciudadanía que quien no tenga guantes no entra al metro, medio de transporte que desde el inicio de la cuarentena está habilitado únicamente para los sectores priorizados, es decir: trabajadores de los sectores salud, alimentación, servicios básicos, seguridad nacional, telecomunicaciones y medios de comunicación.

Para cuidar el bolsillo y también para que se les permita ingresar al transporte subterráneo, algunos venezolanos se han envuelto las manos de papel o se las han cubierto con bolsas de plástico.

Unos guantes de latex ’65’ cuestan 272 mil bolívares en farmacias. Vendedores informales ofertan estos artículos en dolar y medio en la entrada de las estaciones del metro. Es decir, el precio de un par de guantes, cuyo uso debería ser una única vez, supera con creces a el ingreso quincenal de un trabajador (200 mil bolívares).

A las medidas de prevención recomendadas por funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y voceros del gobierno de Nicolás Maduro, también se sumaron el uso frecuente de alcohol, cuyo precio oscila entre 89.000 y 130.000 bolívares dependiendo del tamaño; así como de gel antibacterial que supera los 100 mil bolívares.

En el país con lo que costaba el kilo de carne de primera a mediados de junio (Bs. 890 mil aproximadamente), en marzo pasado se podían adquirir siete productos básicos: un kilo de harina de maíz precocida, otro de pasta, de arroz, de azúcar, de carne, medio kilo de caraotas negras y un cartón de huevos.

En esta lista no se incluía los gastos que a propósito de la pandemia se han añadido a los bolsillos de los venezolanos, que hoy deben debatirse entre superar el miedo a pasar a la lista de contagiados por covid-19 o el temor a quedarse sin dinero para comprar la comida del día.

Fuente: Tal Cual