Henrique Capriles: La unidad no es un asunto que se pacta entre unos políticos

El dos veces excandidato presidencial y líder opositor, Henrique Capriles Radonski respondió la noche de este domingo 23 de agosto al exhorto de unidad que hiciera el diputado Juan Guaidó, lo emplazó a la atención de la gente, a escuchar al pueblo, «en lugar de conformarnos con oírnos entre nosotros mismos, repitiendo una y otra vez las mismas ideas» .

Capriles expresó que lo más importante es acabar con la crisis y pobreza y que un nuevo llamado de unidad puede ser «vacío» si solo se toma en cuenta entre actores políticos.

“La unidad no es un asunto que se pacta entre unos políticos solamente, sino que debe trabajarse junto a todos los venezolanos, en especial con las grandes mayorías que sufren los embates de la pobreza, hoy en los niveles más altos de nuestra historia”, suscribe en un documento que compartió a través de su cuenta personal de Twitter.

«Los llamados políticos a la unidad pueden ser vacíos, cuando lo que se requiere justo ahora es atender y sacar a nuestra Venezuela de la pandemia, del hambre, de la destrucción, de la corrupción, de la autocracia, de la indolencia, de la fantasía».

Subrayó que no es suficiente «una nueva ruta», ya que se debe escuchar a la gente: quienes son maltratados, sufren la pobreza, a los enfermos, a los que no tienen comida en su nevera, no tienen electricidad, ni gas, ni agua».

Calificó de «inaceptable» que el país tenga que optar por una ruta que signifique más sacrificios para los venezolanos. «Quedarnos sin gasolina no afecta a Maduro ni a su cúpula, sino a quienes tienen que llegar a los hospitales en ambulancias sin combustible, a los camiones que trasladan alimentos y medicinas, a médicos y enfermeras (…).

«No tapemos el sol con un dedo: la gente con plata y quienes pueden conseguir dólares al final siempre resuelven, pero no son la gran mayoría. El pueblo siempre ha terminado siendo el más afectado por la dinámica de ensayo y error de quienes tienen como prioridad su propio beneficio y no el del país».

Sobre la abstención, indicó que no se debe seguir discutiendo lo mismo: se trata de que como señaló la Conferencia Episcopal de Venezuela, se discuta una ruta que no sea solamente la de la abstención y la resignación.

«El país merece que de la forma más transparente se le responda si lo que corresponde es seguirle la coreografía a Maduro que ha diseñado quirúrgicamente unas parlamentarias para que los venezolanos no voten. ¿Vamos a complacer su intención de arrebatar por abandono el juego? ¿Nos vamos a dar otra vez con la misma piedra?», cuestionó.

«Un evento electoral siempre puede convertirse en un hecho movilizador que permita al país reencontrar el camino de la política, estando conscientes de que lo primero es la vida de los venezolanos que se enfrentan a la pandemia».

«Creo en la libertad que tiene cada quien de decidir lo que mejor le parezca, razón que me permite optar por el realismo: los pies bien puestos en la tierra y ocupándonos de lo que es verdaderamente importante para salir de esta terrible inercia en la que nos encontramos. La unidad, sí, al servicio de lo que reclama el pueblo», concluyó.

Duros y directos señalamientos a Juan Guaidó a un poco más de dos meses de las parlamentarias. Capriles insistió en el desafío que viene para la oposición, «es una realidad que no se puede obviar, el próximo 5 de enero de 2021 la Asamblea Nacional termina su período constitucional».