Kim Jong Un confisgará mascotas por considerar su tenencia como «idea burguesa»

 Los propietarios de perros de compañía en Corea del Norte están consternados, por orden del dictador Kim Jong Un les están confiscando sus amadas mascotas y las están sacrificando.

Kim Jon Un anunció en julio que tener una mascota es  ilegal, ya que un perro en casa es “una tendencia corrupta de la ideología burguesa“.

Según reseña Caraota Digital en razón de considerar que los perros de mascota son un símbolo de la “decadencia” capitalista, ordenó que estos animales en Pyongyang sean acorralados.

Pero los dueños temen que sus mascotas las utilice el régimen para resolver la escasez de alimentos de la nación. La carne de perro es considerada un manjar en la península coreana.

Una fuente contó al periódico Chosun Ilbo de Corea del Sur”Las autoridades han identificado hogares con perros de compañía y los obligan a entregarlos o los confiscan por la fuerza y los sacrifican”.

La tradición de comer perros ha ido desapareciendo en Corea del Sur, no obstante, se estima que un millón de perros se crían en granjas para ser consumidos cada año en el Sur.

Las sociedades protectoras de animales tienen campañas globales en contra de esta práctica que también es común en China.