Tribunal de EEUU aprueba venta de gasolina incautada que se dirigía a Venezuela

Una batalla legal por un cargamento de gasolina entregado a Estados Unidos por un propietario de un buque preocupado por violar las sanciones contra Venezuela parece haber terminado con una venta ordenada por un tribunal.

El Tribunal de Distrito de EEUU para el Distrito Sur de Texas aprobó una oferta de la firma comercial Kolmar Americas Inc. por $ 2,75 millones. A los precios actuales del mercado, la gasolina está valorada en unos 5,59 millones de dólares, según cálculos de Bloomberg.

La decisión judicial culmina una odisea de cinco meses que llevó la gasolina de Panamá a Aruba, donde el armador se hizo cargo de la carga, al puerto de Houston. La incautación de la carga, que se cree que estaba destinada a Venezuela, demuestra hasta qué punto se extiende la creciente red de sanciones de EEUU. Mientras busca sofocar la mayoría de las transacciones de combustible que podrían beneficiar al régimen de Nicolás Maduro.

El propietario del barco, Brujo Finance Company, comenzó a sospechar que la carga terminaría en Venezuela poco después de que Sea Energy Company Inc. alquilara el Alkimos para transportar gasolina desde Panamá a Aruba. El propietario del buque descubrió que el fletador tenía la intención de transferir la carga a otro buque, el Beauty One, que había estado en servicio para la petrolera estatal venezolana PDVSA el año pasado.

No está claro si la gasolina, que se encuentra actualmente en el puerto bajo la supervisión de alguaciles estadounidenses, se venderá a nivel nacional o se exportará. Kolmar no respondió de inmediato una llamada y un correo electrónico en busca de comentarios.