Juicio al hacker responsable de los “Football Leaks” será juzgado este #4Sep

El hacker portugués Rui Pinto empezará a ser juzgado en Lisboa este viernes por 90 delitos por las filtraciones del escándalo “Football Leaks”, un proceso en el que testificarán 45 personas, entre ellas el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense Edward Snowden.

El juicio, en el Tribunal Central Criminal de Lisboa, se produce 20 meses tras su detención en Hungría, desde donde fue extraditado a Portugal por el caso “Football Leaks”, una filtración de más de 70 millones de documentos que reveló evasiones fiscales y otros delitos en el mundo del fútbol.

Pinto, de 31 años, se enfrenta a una acusación de 90 delitos: 68 de acceso indebido, 14 de violación de correspondencia, seis de acceso ilegítimo, uno de sabotaje informático y otro de intento de extorsión.

Según la Fiscalía, Pinto creó en 2015 la web de “Football Leaks”, que alimentó con documentos obtenidos a través de su acceso no autorizado a sistemas informáticos de diversas entidades nacionales e internacionales.

Entre ellas figuran el club Sporting de Portugal, el fondo de inversiones Doyen Sports, la Federación Portuguesa de Fútbol, el bufete de abogados PLMJ y la propia Fiscalía lusa.

Las filtraciones de Pinto fueron responsables de la sanción de la UEFA al Manchester City por violar el “far play” financiero y sacaron a la luz los detalles de un acuerdo extrajudicial entre la modelo Kathryn Mayorga y el futbolista Cristiano Ronaldo sobre un supuesto caso de violación.

En el juicio testificarán 45 personas, entre ellas Snowden, que lo hará por videollamada desde Rusia, donde reside actualmente, aunque se desconoce en qué fecha.

También testificarán la exeurodiputada lusa Ana Gomes, que ha defendido públicamente a Pinto en numerosas ocasiones; el periodista y activista angoleño Rafael Marques, y el director de la Policía Judicial (PJ) lusa, Luís Neves, entre otros.

Pinto ingresó en prisión preventiva en marzo de 2019 y en abril de este año pasó a vivir en las instalaciones de la PJ tras llegar a un acuerdo para colaborar con la justicia y desencriptar varios discos duros con información que fueron aprehendidos por las autoridades.

A principios de agosto, dejó la prisión domiciliaria y pasó a aguardar el juicio en libertad, con la obligación de presentarse todas las semanas ante la PJ.

El pasado mes de enero, cuando todavía estaba en prisión, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación hizo público el escándalo Luanda Leaks, que integra más de 700.000 ficheros que detallan los supuestos esquemas utilizados por la empresaria angoleña Isabel Dos Santos para desviar dinero público de Angola a paraísos fiscales.

Los ficheros fueron proporcionados por Pinto, según confirmó él mismo desde la cárcel.

EFE