Guaidó: “El momento es ahora”

Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, realizó este martes un llamado a paro escalonado como resultado de una reunión que duró poco más de una hora con representantes de la administración pública, a lo que sumó el compromiso del Parlamento de discutir una ley de garantías para estos empleados, así como la orden por parte de Guaidó de que “cesen las amenazas y las persecuciones” contra ellos.

“El momento es ahora”, dijo Guaidó, quien también instó a que “nunca más sea coaccionada la administración pública”. “Es el momento de decir ya basta y decir que no se va a colaborar más con la dictadura (…) Todas las luchas, una sola lucha”, agregó.

Para Guaidó, es un objetivo avanzar en la reunión con los gremios y los trabajadores que esperan conformar “en lo inmediato” la tripartita.

“El país no es viable en este momento”, exclamó el líder opositor, aunque no precisó cuándo se llamará a este paro. Solo indicó que serán los sindicatos quienes hagan los respectivos anuncios.

Guaidó indicó que el cese de la usurpación garantizará el respeto a los derechos. “Toda autoridad usurpada es nula. La persecución queda sin efecto inmediatamente”, insistió, al tiempo que informó sobre la realización de un censo de los trabajadores que han sido amenazados.

-Amenazas no nos detendrán-

Luego de revelar que familiares han sufrido amenazas, Guaidó aseguró que “el régimen está bastante preocupado persiguiendo dirigentes y militares. No pueden perseguir a todos juntos”.

Sobre su regreso, sostuvo que fue la sensación de que “nuestros familiares regresaban. Que es posible el regreso a casa”.

Dijo no saber si hay una negociación en curso o si el haberlo dejado ingresar sería un mensaje orientado al respecto, pero sí aseguró que la persecución “no nos ha detenido. La represión no será la vía para hacerlo. No solo entré, sino que salí. Nos dieron reconocimiento de Estado a la lucha venezolana”.

A su juicio, un ataque en su contra “solo aceleraría su salida”, en alusión a Nicolás Maduro. Indicó además que no ha recibido ninguna notificación sobre prohibición de salida del país o investigación en su contra.

Algo revelador es que Guaidó también indicó que hay tres pasos para salir de la crisis:
-Una elección, “obviamente” libre.
-Una transición que nos lleve a una elección.
-O una salida de fuerza “que no la decidimos nosotros”, dijo.
Asimismo, señaló que “se despacha un golpe de Estado cuando lo cierto es que existe descontento en el seno militar. Sin embargo, nosotros hemos sido muy claros en que no estamos pidiendo un golpe”.

Por otro lado, recordó que la Constitución establece la posibilidad de pedir cooperación internacional para una transición.

No dejó claro, entonces, si el mantra “cese de la usurpación/ gobierno de transición y elecciones libres” podría ser “alterado” con la posibilidad de que haya unas elecciones sin la necesidad de un gobierno de transición.

Guaidó manifestó que “si hubiese habido elecciones, ¿cuántas muertes nos habríamos ahorrado? Nadie se arriesga para morir sino para vivir en paz”, sentenció recordando que “el juego cambió”