Putin: Cientos de espías extranjeros fueron descubiertos en Rusia en 2018

Los servicios especiales rusos descubrieron el año pasado a cientos de espías que trabajaban al servicio de países extranjeros cada vez más activos en Rusia, afirmó el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

“Gracias a operaciones especiales de éxito, las actividades de 129 directivos y de 465 agentes de los servicios especiales extranjeros han sido detenidas en 2018″, declaró Putin durante un discurso ante los agentes de los servicios rusos de seguridad (FSB, ex KGB).

“Los servicios de inteligencia extranjeros aspiran a reforzar su actividad en el territorio ruso y buscan obtener por todos los medios informaciones vinculadas a la política, la economía, la ciencia y las tecnologías” rusas, explicó.

El presidente ruso criticó la intensidad de las actividades de los espías extranjeros, en un momento en el que Rusia es cuestionada en Occidente por varios escándalos de espionaje.

Entre estos, destaca el envenenamiento en marzo de 2018 de un exagente doble ruso, Serguei Skripal, y de su hija en Inglaterra, atribuido a Moscú por los responsables británicos. El Kremlin negó con firmeza cualquier implicación.

Putin, exjefe del FSB, llamó a estos servicios a trabajar de manera eficaz ante este desafío, especialmente para proteger los datos sobre el desarrollo, los ensayos y la producción de los sistemas de armamentos prometedores rusos.

“El control aquí debe ser más estricto y más meticuloso”, señaló.