7 pasos para freír un tequeño perfecto

La gerente de producción de Las Tías, Lisbeth Cuello, comparte los secretos para que tu tequeño quede tostadito por fuera, cocido por dentro, con el queso caliente pero sin derretirse ni pegarse de las paredes.  

Un tequeño perfectamente hecho debe estar dorado por fuera y cocido por dentro, con el queso caliente pero sin llegar a derretirse del todo. Al morderse, un tequeño perfectamente hecho debe crujir levemente entre los dientes y dejar ver el trozo de queso adentro, separado de las paredes.

Freír un tequeño como debe ser tiene su misterio. Así que le preguntamos a Lisbeth Chuello, gerente de Producción de Tequeños Las Tías -empresa caraqueña con más de 23 años de operaciones-, y ella decidió contar todos sus tips. Así que, si piensas hacer tequeños, sigue estos pasos:

1. Colocar bastante aceite en un caldero, cerca de un litro entero. Mientras más aceite haya, menos lo absorberá el tequeño y se freirán parejos.

Foto: Tequeños Las Tías

Foto: Tequeños Las Tías

2. Calentar a fuego alto el aceite. Cuando esté bien caliente pero sin humo, se sacan los tequeños del congelador (sí, si están congelados se fríen mucho mejor).

3. Se baja un poco el fuego, a nivel medio, y se colocan suavemente los tequeños pero poco a poco. Para un litro de aceite, se pueden colocar de a seis tequeños grandes. No hay que colocar muchos porque el aceite se enfría y no los tuesta.

4. Se van friendo los tequeños, removiéndolos con frecuencia con un escurridor. Este paso es clave y pocos lo hacen. Los tequeños se sacan al aire y se vuelven a colocar. Así se van tostando parejos y crujientes.

tequeños

5. En total, los tequeños necesitan freírse cerca de 3 minutos y medio.

6. Si al cabo de ese tiempo aún quieres tostarlos un poco más, sube el fuego, pero no te descuides porque estarán listos en segundos.

7. Los sacas, los pones sobre papel absorbente y los dejas reposar unos segundos antes de devorarlos. ¡Buen provecho!

tequeños