Originales albóndigas de pollo y mango

Las albóndigas de pollo y mango son el acompañante perfecto para preparar un delicioso almuerzo o para disfrutar en una tarde con amigos

Las albóndigas de pollo y mangos son un platillo sorprendente, se caracterizan por tener un sabor exótico, suaves y un toque agridulce. Son los acompañantes ideales para un arroz aromatizado o una pasta. También pueden acompañarse con vegetales asados. Es un plato completo. Es fácil de preparar, teniendo la opción de comerlas fritas o al horno.

Con esta deliciosa receta de albóndigas de pollo y mango podrás disfrutar de los ingredientes básicos y tan conocidos por los latinoamericanos pero de una manera diferente

INGREDIENTES

  • 500 gramos de pechuga de pollo
  • 100 gramos de mango (sin cáscara)
  • 1 yema de huevo
  • 15 gramos de maicena
  • 1 cucharadita de azúcar morena
  • 2 cucharaditas de salsa de soya
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • 1 pimentón
  • ½ de cilantro
  • Pimienta negra
  • Ralladura de limón
  • Sal

Para la salsa

1 ají

1 diente de ajo grande

2 cucharadas de azúcar morena

Jugo de limón

2 cucharadas de salsa de soya

Para acompañar

150 gramos de arroz

1 calabacín

Aceite de oliva

mango-2360551_1280 (1)

 

¿Cómo preparar?

Calienta el horno a 200°C. Para preparar la salsa debes triturar todos los ingredientes y colocarlos en la nevera en un envase bien sellado. Además, esta salsa también puedes combinarla con otros platillos como arroz, pescado, etc., por lo que si te sobra, podrás guardarla sin problemas.

Corta en trozos las pechugas de pollo, añádele sal, mango, que debe estar pelado y cortado en trozos. Después añade el resto de los ingredientes. Tritura todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

Prepara las albóndigas sobre una bandeja para el horno cubierta de aceite. Para que puedas darle la forma que necesitan debes de mojarte las manos con agua, así nada de la mezcla se te pegará. Esta mezcla es para un total de 20 albóndigas de pollo y mango.

Cuando el horno se encuentre en la temperatura correcta, coloca las albóndigas en su interior durante aproximadamente 10 o 12 minutos, evita que se doren mucho, porque pueden quedar secas. Si prefieres, puedes freír en abundante aceite.

Si vas a acompañar con calabacines,  lávalo, corta en lonjas, adereza con aceite y hornearlo en una bandeja, hasta que quede tierno pero no tostado.

Cuando estén listas las albondigas, las sirves y disfruta de estas originales esferitas de pollo y mango.  ¡Buen provecho!